Cada día se da más importancia al suelo pélvico y a su vez las mujeres somos más conscientes de que es una esfera más a tener en cuenta para mantener una salud integral, nuestra autonomía e independencia. Tiene muchas implicaciones personales, íntimas y sociales.

La fisioterapia del suelo pélvico es el tratamiento conservador de primera elección en incontinencia urinaria, prolapsos, los cuidados del periné y del abdomen en la embarazada y en el postparto, dolores en las relaciones sexuales, disfunción de esfínteres…

Con ayuda de la fisioterapia vas a conseguir la solución a estos problemas, a prevenirlos o a evitar que empeoren.

Integrarás tu suelo pélvico y aprenderás pautas y hábitos que te llevarás a casa y te servirán toda la vida.