Las pequeñas pérdidas de orina ante un esfuerzo como la tos, un simple estornudo o al levantar peso, aunque puedan ser problemas habituales, ni son normales ni tampoco imposibles de corregir.

¿Cuánto limita tu vida diaria esa necesidad repentina y urgentísima de ir al baño? ¿Has tenido que renunciar a salir a correr o practicar tu deporte favorito por alguno de estos motivos? Antes de abandonar nada o de quedar atada a compresas absorbentes, deja que te ayudemos: el tratamiento fisioterápico y las pautas que te damos en Pelvium resolverán y mejorarán todas estas situaciones para que puedas hacer vida normal sin preocuparte por las pérdidas.