Sin necesidad de haber pasado por un parto y un embarazo, hay personas que tienen problemas en el suelo pélvico debido al estreñimiento. Incluso en sí mismo, el estreñimiento puede tener su origen en una disfunción del suelo pélvico por hipotonía, hipertonía o reflejos fisiológicos que se han modificado por malos hábitos de vida.

En el ámbito rectal la fisioterapia perineal también es efectiva ayudando al tratamiento médico y complementando las actuaciones quirúrgicas en fístulas anales y hemorroides. En este sentido tiene mucha importancia el trabajo de la respiración y el control de las presiones abdominales.